Primera cámara subacuática autónoma

iBubble es la primera cámara submarina autónoma que permite a los buzos y cámaras poder disfrutar de las inmersiones mientras su nuevo “compañero” de buceo se ocupa de grabar las imágenes deseadas.

Desde el lanzamiento del proyecto, hace 7 meses, miles de buzos, centros de buceo y atletas se han presentado para apoyar esta nueva forma de  filmar bajo el agua. Nombrado “uno de los 5 mejores aparatos de alta tecnología” en la Exposición Internacional de arranque en Düsseldorf, iBubble tiene la intención de recaudar 75.000 dólares en la plataforma de crowdfunding Indiegogo para acelerar su producción. Todos los buzos bajo el agua y cineastas están invitados a apoyar el proyecto.

Crear y compartir películas de calidad de las aventuras vividas bajo el agua con la gente en la tierra, sin tener que preocuparse de la cámara es el sueño de muchos buceadores. iBubble, es un dron-cámara autónomo y manos libres. Está diseñado para dar a los buceadores posibilidades sin precedentes para crear imágenes bajo el agua mientras disfrutan de las inmersiones.

La cámara submarina se mantiene inactiva junto a su propietario hasta que se inicia la inmersión. En primer lugar, iBubble orbita lentamente alrededor del buceador para analizar su técnica. Una vez en la parte inferior, el dron le sigue en silencio cuando se acerca a un arrecife de coral y registro los alrededores. Cuando el buzo se siente atraído por algún ser vivo o paisaje, puede usar su pulsera de control para llamar al iBubble junto a él, agarrarlo y cambiar a modo manual. También puede darse el caso de ver algún pez u otro animal que pasa rápidamente junto al buzo. En este caso, el buceador puede enviar al robot a seguir a ese organismo y filmarlo.

Hasta el momento el iBubble puede sumergirse hasta los 60 metros, soporta corrientes de hasta 3 nudos y sus baterías le duran 1h, en el momento en que se acaban, el submarinista puede enganchar el aparato a su espalda hasta que llegue el momento de salir del agua.

Fuera del agua, el buzo puede cargar la película en su teléfono a través de Bluetooth o Wi-Fi. Según los creadores la película de buceo necesita un mínimo de edición, gracias a la gran calidad de grabación.

El dron está programado para evitar obstáculos como vida marina, naufragios frágiles y otros buceadores. Tiene luces integradas y un cardán permite la grabación de imágenes estables y profesionales.

Este aparato puede usarse en diferentes situaciones: verse a sí mismo de lejos, viajar verticalmente rápidamente para capturar cosas fuera del alcance, orbitar alrededor de alguier, seguir objetos o seres en movimiento, etc.

Este año está previsto hacer las últimas pruebas con el dron para poder empezar a comercializarlo en primavera de 2017.